Detrás de todo gran hombre, hay una mujer