Dalí ya conocía el iPhone 6 plus