Cuando vas a comprarte la ropa con tu padre