Cosas de madres

 
Cosas de madres

Llegar a tu casa y en mitad del salón que tu madre te pregunte si ya has llegado. ¿Existe pregunta más absurda?