Corea del Norte, el lugar más feliz del mundo