Cómo los vemos en realidad