Cobaya sorprendida por una zanahoria