Cállate la boca

 
Cállate la boca

Me encanta la expresión “cállate la boca”. Es importante para no confundirte y callarte la rodilla, por ejemplo.