BOE es como un Kinder Sorpresa