Así eran antes los parques de atracciones