Así empezó la diabetes de Gollum