Amigo Sancho… ¡estás despedido!