Algo peor que la lluvia tras lavar el coche