1 de cada 10 informáticos, son la mitad